LA PROFECÍA DEL RENACER MUISCA CHIBCHA

LA PROFECÍA DEL RENACER MUISCA CHIBCHA

Nuestros antepasados desde su sabiduría profética estaban esperando la llegada de los invasores. En la claridad de sus visiones comprendieron que debían guardar sus cristales sagrados (esmeraldas con memoria) en lo más recóndito de sus territorios, así fue como se consumó la hecatombe de la invasión de los cercados o territorios sagrados de los Muiscas Chibchas, así como se anunció que con el paso de los siglos se revelaría el despertar de la sabiduría de la gente-gente que resguarda la memoria del origen como una de las cinco grandes naciones nativoamericanas.

Cuenta la tradición que en la estrella del amanecer del 21 al 23 de diciembre se mostrará el camino de la unidad a través de la diversidad, autonomía y sinergia entre pueblos para contrarrestar la violencia en contra de la vida en la madre tierra; renacerá la gente que cuida el misterio del acompañar, el Tamhuy (centro de la creación) Madre- amor, Padre- sabiduría. Este es el primer acuerdo de esta sincronía para el despertar de un nuevo modo de vida, donde se cambiará el pensamiento del mundo moderno.

Cuando concluya el tiempo de la oscuridad y se manifieste el amanecer de la luz, en el atardecer del quinto sol, el colibrí dorado esparcirá con su pico las enseñanzas del arcoíris, resguardado en la memoria de los cristales de los hijos del pueblo muisca chibcha y entonces aparecerán los guardianes de la Madre Tierra, hizca gaia, pachamama (los hijos de la guacamaya). Entonces las gentes guacamayas danzarán, cantarán, acompañando el vuelo del cóndor y el águila; y hasta que esto no pase cóndor y águila estarán volando separados.

Esto se refiere a las gentes del sur y las del norte, las occidentalizadas y los nativos de los pueblos indígenas. El águila se relaciona con la tecnología, la academia, la ciencia y que hasta el día de hoy ha tenido grandes avances, pero de alguna manera ha contribuido en gran parte a la destrucción de lo vital. Por el otro lado, el cóndor es el pensamiento desde las comunidades originarias y auténticas para salvaguardar todo lo que genere vida. El momento de la guacamaya es el punto exacto de

equilibrio entre las gentes del norte (águila) y las del sur (cóndor), llegando a la unidad con las gentes del centro (guacamaya).

Con el transcurrir del tiempo y durante el sexto sol, otros espíritus de animal se irán integrando en una gran danza para transformar el pensamiento del mundo moderno con respecto a cuidar lo vital, salvaguardando así a la humanidad y garantizando a futuras generaciones un mundo más vital.
Suaga Gua Ingativa Neusa
Chyquy
Pueblo Nación Muisca Chibcha

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Ir a la barra de herramientas